Jergas en el Transporte Urbano




Un viaje puede resultar un tormento; y a la vez un descubrimiento. Adaptando lo que diría la mamá de Forrest Gump "... La combi es como una caja de bombones nunca sabes lo que te va a tocar". Sí; no todo es asiento pequeño, mal olor, vendedores de golosinas, “combis asesinas”, stickers de condorito increpándonos sobre una buena conducta. o un chofer irrespetuoso. Aunque confieso que también andaría de mal humor, siempre conduciendo en el carril derecho, en un trafico errático, con un sol despiadado y con el calor del motor bajo las asentaderas, en un medio donde la amabilidad y cortesia, es poco común. La combi nos enseña que también hay un mundo paralelo, con sus propia reglas y lenguajes en sus diversos personajes secundarios.

Desde inicios de los 90`s cuando se decretó la apertura de rutas de transporte urbano, gran parte de la población gira en torno a este oficio (48% del parque automotor son combis): chóferes, cobradores, dateros, pintores, tapiceros, ambulantes, policías de tránsito y hasta poetas, han encontrado una alternativa para aumentar unos soles más al bolsillo.

En tal medida, se puede afirmar que existe una dependencia de la población de las combis, y por tal motivo se hizo necesario la creación de un sociolecto que aspire a reducir al mínimo malentendidos y ambigüedades entre usuarios y ofertantes, como los diálogos entre chofer y cobrador que tratan de resumir ciertas ideas aburridas y extensas, en frases cortas y contundentes, como el sit! de un instructor canino.

Fedor Larco dice “Todos, de alguna manera, en determinadas circunstancias, nos vemos obligados a conocer y hacer un uso de estos términos. (…) Lo usual es que tengamos una actitud crítica, pero es mejor tener una actitud respetuosa porque es un modo auténtico, una manera real de comunicación entre los grupos”.

Este post busca menguar la curiosidad que nos puede causar el querer desentrañar ciertos códigos y jerga que se desencadenan entre chofer-cobrador y cobrador-datero. Esos diálogos que permiten equilibrar la velocidad del auto y el dinero que analizan percibir los que llevaban las riendas del vehículo. Aquellas monedas que rechinan como castañuelas al tenor de un "... asaje asaaaaje". En buena cuenta, les ofrezco una recopilación de jergas y les sirva para no estar tan desorientados y saber que se les avecina en el trayecto.

Apégate: orden del cobrador para que entren cuatro personas donde solo deberían sentarse tres.
Asencillame o sencilleame: pagar con sencillo o cambiar billetes.
Camello: combi a la que se le ha cambiado el techo original por uno más alto a fin de llevar más pasajeros parados.
Caña: Vehículo (Combi, Coaster u omnibus).
Chantón: chofer que disminuye su velocidad o se detiene largo rato en un paradero para esperar más pasajeros. De esa palabra deviene la palabra chantarse y chántate, orden para demorarse en un paradero.
Cheque: billetes de 10 soles
China: pasaje de cincuenta céntimos para rutas cortas
Correteo o perreo: Aviso del datero que dos unidades están compitiendo a alta velocidad.
Combi: Vehículo de transporte urbano que entro en circulación a fines de los 80`s el nombre deviene del diminutivo de las primeras unidades de van elaborados por Volkswagen bajo la marca Kombinationfahrzeug
Contradatero: persona que tiene como fin, filtrar la información e identificar datos falsos.
Cuaderno: Usuario que por ley debe pagar medio pasaje (estudiantes).
Cobra: Cobrador.
Datero: Persona que se dedica a informar a choferes y cobradores sobre las frecuencias de tránsito entre combi y combi, también puede desinformar para mejorar el jornal, además datea sobre operativos policiales que se realizan en los próximos paraderos.
Dentrar: Movilizar el vehiculo hacia otro carril de autopista.
Ferro: moneda de 10 céntimos
Frenear: Aviso del cobrador para que el chofer pare.
Habla, vas: Invitar al pasajero a subir a la combi.
Huevo: combi que se le ha cambiado el techo original por uno de forma oval. Versión más pulcra de un camello.
Huarachear: Dicese de una combi q nunca llego al paradero final sino que como se quedó sin pasajeros decidió dar una vuelta en U y empezar de nuevo la ruta sin marcar la tarjeta ni esperar su turno en el paradero final.
Lleva, lleva: Aviso propagado por el cobrador para que el auto prosiga con su recorrido
Luca: moneda de 1 sol
Moto: advertencia del datero de que hay un policía motorizado cerca
Pampa: aviso del datero que en las siguientes cuadras puede haber más pasajeros, debido a la distancia dejada por la unidad más cercana.
Pase: Usuario que por ley no esta obligado a pagar pasaje (policia, bombero)
Pie derecho: Aviso del cobrador para bajar del vehículo cuidadosamente ya que sólo va a "sobreparar".
Pisa: orden del cobrador para que el chofer acelere.
Plancha: combi con pasajeros sentados al tope; ninguno parado.
Ploma: Vehiculo policial de color plomo (pathfinder)
Plomo: Usuario que ocupa un lugar de la combi por mucho tiempo
Romper la mano: Coima que pretende reducir pena o absolución de parte de una autoridad.
Sacar la huaracha: dar un dinero adicional al datero para que no informe de su presencia
Sajiro o chiquita: corte de camino o eventual abastecimiento de combustible..
Sopa: combi repleta, sentados, parados y doblados en dos.
Una mano: moneda de 5 soles


Videito manda